Blog de Consejos - Mi Dinero

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Auspicia:

El ahorro es tan importante como el consumo para la mejora de la economía. Consciente de ello, Comparabien busca dar facilidades a ese 30% de la población que guarda su dinero fuera del sistema financiero, para que accedan al ahorro formal.

Un préstamo personal es muy útil cuando se trata de obtener dinero adicional para cumplir algunas metas; sin embargo, también puede convertirse en una pesadilla si no sabes cómo manejarlo. De hecho, hay algunas cosas que los mismos usuarios hacen y que provocan que el costo de los créditos se eleve, lo que termina perjudicando el presupuesto.

Si hay un sueño que llevas contigo hace mucho o una meta que aún no has podido cumplir por falta de liquidez, un préstamo personal llega al rescate para que alcances ese objetivo.

Las tarjetas de crédito pueden ser instrumentos sumamente útiles, pero la verdad es que también se generan muchas dudas alrededor de ellas y no todos tienen las respuestas adecuadas. Hay mucha información errónea que circula por internet y que se transmite de generación en generación, ocasionando que algunos terminen tomando malas decisiones o dándole un mal uso a su plástico.

Tener un negocio siendo joven es un reto muy ambicioso, pero que puede dejarte muy buenos resultados. En el Perú, cada vez son más los jóvenes que se animan a apostar por el nacimiento de su propia marca. Desde cafeterías, marcas de ropa, postres, entrenamiento personal, entre otros bienes y servicios, el sector de los jóvenes empresarios peruanos está creciendo a un paso muy rápido.

Las tarjetas de crédito están presentes en la vida de muchos peruanos desde que cumplen los dieciocho años. Muchos la han esperado con ansias y una vez que la obtienen, comienzan a utilizarla para todo, lo que termina en una experiencia negativa.

Usar una tarjeta de crédito de manera correcta puede ser un reto si no sabes mucho acerca de ella. Cuánto dinero tienes, cuánto debes pagarlo, cómo funcionan las cuotas, qué es el pago mínimo, entre otras dudas que se encuentran en la cabeza de muchos jóvenes que están a punto de estrenar su plástico.

Solicitar un préstamo es fácil, pero no es 100% seguro que el banco o la entidad financiera a la que recurres te diga que sí. Una gran parte tendrá que ver con tu perfil: tus ingresos, tus deudas, tu comportamiento financiero, entre otros puntos, y también con el monto que estés solicitando así como los documentos que hayas presentado y cómo lo sustentaste.
 

Las emergencias son impredecibles. Situaciones que nos toman por sorpresa, como un despido, un accidente, alguna enfermedad, entre otras, y que sí o sí deben ser atendidas. Estas situaciones pueden arruinar nuestro presupuesto, ya que normalmente uno no está preparado para el desembolso de dinero que suponen.

En un país con una economía altamente dolarizada como el Perú, comprar y vender dólares forma parte de nuestra rutina financiera.